LA VITORIA RENACENTISTA Y BARROCA


Del siglo XVI en adelante, Vitoria sufre un auge económico debido al comercio y a la instauración de la aduana en la ciudad

Por otro lado influye también, que diferentes familias nobles o acomodadas cercanas a la corte construyen sus palacios en la ciudad.

Esta bonanza económica durante varios siglos dio lugar a multitud de joyas arquitectónicas tales como el Palacio de Bendaña, sede del Museo Fournier de Naipes (erigido en el año 1525 por Juan López de Arrieta, en el solar ocupado antes por la torre defensiva erigida por los Maeztu).

El Palacio Escoriaza-Esquivel, del siglo XV, construido por Claudio de Arziniega.

El de Villa Suso, en el que habitó Martín de Salinas, embajador de Carlos V (del siglo XVI).

Pero el mayor tesoro medieval de Vitoria: la catedral de Santa María (Catedral Vieja) en este periodo pasa a hacerse mayor al recibir Vitoria el obispado y esta pasa de concatedral a catedral. Con este evento, los prohombres de la ciudad deciden darle un cambio de imagen a esta, que en un futuro casi supone la destrucción de ella, pero eso es otro capítulo.






Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .