¡NO HAY MIEDO!


Ver a un colirrojo real de por si es una gozada. Siempre moviéndose y siempre cazando insectos.

En esta ocasión lo vi junto a un espantapájaros que es un búho y no solo se ponía al lado de el, sino que se ponía en su cabeza. ¡Eso es echarle narices! O pico en su defecto.

LEER Más