CAIMAN YACARE


Este año cuando acabamos la misión con la ONG en Bolivia teníamos un par de días antes de coger el vuelo de vuelta a Madrid y decidimos pasarlos en las Pampas del rio Yacuma que están a dos horas en coche de San Borja o sea que nos fuimos a la selva.

Mi gran frustración es que no tenía una buena cámara buena, pero aun así es difícil sacar fotos malas sobre todo si tienes los caimanes, los monos, etc. a dos metros de distancia.

Caimán yacaré, llamado comúnmente Yacaré o Caimán del Para, es un caimánido endémico de las regiones subtropicales  y  tropicales  de Sudamérica que puede alcanzar los tres metros de longitud. Fuertemente acorazado en el lomo, de color negruzco u oliva muy oscura, la piel delicadamente jaspeada de los flancos y de los ejemplares juveniles lo convirtió en un favorito de la industria del calzado durante mucho tiempo. Las medidas de protección han permitido su recuperación; se encuentra registrado en el Apéndice II del listado de especies protegidas de CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres).

Caimán yacare
Caimán yacare

Descripción

El yacaré negro alcanza los 2,5 m normalmente de tamaño adulto, aunque ocasionalmente aparecen ejemplares mayores. El hocico es alargado y angosto; aún con la boca cerrada pueden observarse varios dientes.

La coloración es negra, o sea, como el azabache o muy oscura, con manchas bien marcadas en los flancos, la cola y la mandíbula inferior. El vientre es amarillento y carece de recubrimiento óseo; por el contrario, las escamas del lomo presentan osteodermos bien marcados.

Los ejemplares juveniles muestran un diseño de franjas negras sobre fondo marrón o amarillento, que se va oscureciendo paulatinamente. La coloración adulta sobreviene antes de la madurez sexual, que se alcanza alrededor de los 10 años de edad; la longitud media en ese momento ronda 120 cm.

Las patas son fuertes y cortas; los dedos de las posteriores están unidos por una membrana que facilita la natación, aunque la fuerza impulsora proviene en general de la musculosa cola, que representa el 30% de la longitud del cuerpo.

Caimán yacare
Caimán yacare

Hábitos

La dieta del yacaré negro es exclusivamente carnívora; ingiere principalmente caracoles y otros moluscos y crustáceos, además de peces, a los que acecha inmóvil con la boca abierta para tragarlos cuando se ponen a su alcance. El yacaré negro es el principal depredador natural de las palometas. Es capaz de cazar otros reptiles y aún mamíferos pequeños en caso de necesidad, pero evita hacerlo por el consumo energético que implica; salvo en caso de autodefensa o hambre extrema, no es agresivo hacia el humano.

La época de reproducción empieza a comienzos del verano; los machos marcan su territorio y combaten para expulsar a los ejemplares más débiles. Las hembras recorren la zona y copulan repetidamente para garantizar la fecundación de los huevos. Poco más tarde construirán un nido con los materiales que encuentran en la zona, siempre cerca de una superficie de agua, donde depositarán entre 20 y 40 huevos; el nido toma la forma de un montículo de material orgánico de hasta un 1,5 m de diámetro y 6 dm de altura.

La hembra cuida del nido durante los dos meses de la incubación, aunque en áreas de caza más o menos intensa puede abandonarlo. El calor necesario para los embriones proviene del sol y de la descomposición de la materia orgánica del nido.

Caimán yacare
Caimán yacare

Conservación

El caimán yacaré está presente en Paraguay, Bolivia, Brasil y Argentina. Dentro del territorio de Argentina lo podemos hallar en las provincias de Chaco, Formosa, Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes y Misiones.

Los ejemplares juveniles presentan una elevada tasa de mortalidad natural; sus predadores principales son las aves rapaces: el carancho (Caracara plancus), el gavilán cangrejero negro (Buteogallus anthracinus), el jabirú, entre otros.

Sin embargo, las causas fundamentales de la intensa reducción, en número, de la especie han sido la caza, para la industria del cuero;3 la captura, para el tráfico de mascotas; y, en menor medida, su utilización para alimentación por parte de los pobladores locales, que consumen ocasionalmente también los huevos; así como la reducción de su hábitat.

Existen varios proyectos de cría de yacaré en granjas en Brasil, México y Argentina; parte de la producción se reintegra al medio ambiente, y la restante se faena para su explotación comercial. Uno de los criaderos más importantes de Argentina se encuentra en la provincia de Corrientes, con más de 20 000 ejemplares, entre los cuales se puede observar un ejemplar de «yacaré albino».



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .